10 razones por las que debes hacer video email marketing

Yacarlí Carreño · 13 Ago, 2021 · Email marketing avanzado · 8 min

10 razones por las que debes hacer video email marketing

En los últimos tiempos, el vídeo marketing está pisando fuerte. Lejos queda ya el reinado de las infografías, que durante un tiempo coparon la red haciendo más fácil la comprensión de datos. Ahora lo que se lleva es el vídeo casi para todo. Y si no quieres quedarte atrás, te conviene aprender a usar el vídeo en email marketing.

En este post te explicamos qué es el video email marketing, 10 razones por las que apostar fuerte en él y cómo añadir vídeos a tus campañas de email, con ejemplos de buenas prácticas y formatos soportados.

Adelante, dale al play.

¿Qué es el video email marketing?

El video email marketing es, básicamente, el envío de vídeos integrados en tus campañas de email marketing.

Antes incluir vídeos en tu campaña de envío masivo podía ser un desacierto. Complicado para los servidores, complejo para algunos clientes de correo electrónico… Ejem, Microsoft Outlook. En definitiva, en vez de enriquecer tu campaña, aumentaba el riesgo de rebotes y disminuía las posibilidades de que tus suscriptores pudieran recibir bien el mensaje.

Ahora, gracias a innovaciones como HTML5 añadir vídeos a los emails es una realidad, incluso que se reproduzcan automáticamente en distintos dispositivos y clientes de correo (aunque no es algo universal de momento).

Si un 88 % de especialistas en marketing logran un retorno de la inversión positivo usando el vídeo y el email sigue siendo el canal digital con un ROI más elevado, podemos decir que vale la pena integrar el vídeo a nuestras campañas de email marketing.

¿Por qué? Por estas 10 razones:

10 razones por las que debes hacer video email marketing

Infografía vídeo email marketing

Mejor comprensión del mensaje con menos esfuerzo

Al ser un formato visual, la comprensión del mensaje es mucho mejor, porque es visual y directa, no simbólica como el lenguaje escrito. El usuario no tiene que descodificar un texto y formarse una imagen en la mente: ya se le dan las imágenes hechas. No hay lugar a dudas. Por tanto, además de comprenderse mejor, también demanda menos esfuerzo por parte del usuario.

  • El 95 % de los especialistas de marketing que usar el vídeo ha ayudado a que sus clientes entiendan mejor el producto o servicio que ofrecen (Hubspot)
  • El 43 % de los especialistas de marketing añaden que utilizar el vídeo ha reducido el número de llamadas entrantes a soporte (Hubspot)

Es más rápido de consumir que el texto 

Leer cualquier texto implica una inversión de tiempo, por pequeña que sea. No sólo hay que descodificar las letras, también hay que adaptar la vista a la tipografía, a su tamaño, a la gramática y ortografía utilizadas… En cambio, ver un vídeo es algo que puede hacerse rápido y sin tanta concentración.

Regístrate gratis Empieza a enviar campañas de email e impulsa tu negocio.

El vídeo es transversal

El mismo vídeo que se usa en una campaña de email puede utilizarse en otros canales: lo puedes colgar en Youtube o Vimeo, compartirlo en Facebook o Twitter por partes, difundirlo a través de tu blog, añadirlo en una campaña de publicidad… Tu vídeo no se limitará a aparecer en tu campaña de email marketing: podrás darle mucho más recorrido mientras ahorras tiempo y recursos. 

Genera más impacto

No hay color entre una combinación de texto y fotos, y un vídeo. El vídeo conjuga imagen, audio y texto (si está subtitulado), y tiene más probabilidades de causar un mayor impacto en tu audiencia. Parte de ese impacto tiene que ver con la rapidez de consumo y facilidad de comprensión que mencionábamos más arriba.

  • Las páginas de producto en eCommerce que incluyen vídeo aumentan un 68 % el pedido medio (Liveclicker).
  • El 84 % de los consumidores confirman que ver un vídeo del producto de una marca los ha convencido para comprarlo (Hubspot).

Es más fácil de compartir y viralizar

Si tu vídeo capta la esencia de un mensaje con acierto, tras compartirlo vía email marketing puedes difundirlo en redes sociales. El vídeo es un formato con un gran potencial de viralización.

Dispara el ROI de tus campañas

Como mencionábamos al principio del post, el vídeo dispara el retorno de la inversión de manera global, pero si además lo combinamos con el email marketing, que es el canal digital con un ROI más elevado, los resultados pueden ser prometedores. 

Crea conversaciones entre usuario y marca

Más de 6 millones de horas de vídeo son vistas a diario en Youtube. Eso es alrededor de una hora por habitante de la Tierra. Está más que probado que el video es uno de los medios con más adeptos y que causa mayor revolución. Los internautas ven muchos vídeos pero, además, los comentan, los comparten, hablan de lo que les impacta.

Todo el mundo ya está utilizando el vídeo

El vídeo se adapta a los hábitos de consumo medios: la visualización en móvil prioritaria o mobile-first. Usar vídeo para reducir la información escrita de tu email favorece a su visualización desde el móvil, el usuario no tiene que navegar tanto hacia abajo. Esto se hace todavía más relevante si tenemos en cuenta que el 42 % de todas las aperturas de email se hacen desde el móvil (Litmus). 

Aumenta la interacción con tus emails

Incluir vídeo en tus emails puede aumentar el CTR o tasa de clics hasta un 300 % según Martech Advisor.

Con los cambios en privacidad recientes de Apple para iOS 15, favorecer la interacción de los emails por medio del porcentaje de clics es más importante que nunca. 

Llegas a la bandeja de entrada de tus suscriptores 

A más interacción de los usuarios con tus emails, mayor entregabilidad: los clientes de correo (Gmail, Outlook…) interpretan que lo que envías es relevante para tus suscriptores y llegarás a sus bandejas de entrada.

¿Cómo insertar vídeos en tus campañas de email marketing?

Vistas las oportunidades que pueda aportarte, vamos a meternos de lleno en cómo exactamente insertar un vídeo en tu campaña de email marketing

Existen herramientas que te permiten generar subir un vídeo y generar un código HTML que después puedes insertar en tus campañas de email marketing para que pueda reproducirse automáticamente dentro del propio email

¿El problema? No todos los proveedores de correo lo soportan. Apenas algunos clientes de correo lo integran perfectamente según Email on Acid: la App mail de Apple, Outlook para Mac, iOS de 10 para delante y Thunderbird. Si tus suscriptores mayoritariamente usan Gmail, Yahoo o Outlook, es probable que simplemente vean la imagen estática y opten por darle clic. 

Es por esto que lo más seguro es optar por alternativas para asegurarte de que tu vídeo se va a ver bien para todo el mundo:

Insertar un vídeo en el editor de email de Acumbamail
Acumbamail
  • Puedes insertar un archivo en formato GIF con un bloque de imagen que al pinchar lleve al vídeo completo, para ofrecer una alternativa para los clientes de correo, como Outlook, en los que no se visualizará bien. En este post tienes ejemplos de cómo usar el GIF en email marketing
insertar un gif en el editor de email de Acumbamail
Acumbamail

Consejos a la hora de usar vídeo en email marketing

Consejos generales 

Hay una serie de recomendaciones que conviene que tengas presentes a la hora de usar vídeo en email marketing. Son consejos que, si los sigues, pueden ayudarte a mejorar la eficacia de tus vídeos y a transmitir en todo momento una imagen de calidad:

  • Introduce el concepto “vídeo” en el asunto del email: es buena idea dejar claro ya desde el subject que tu correo incluye un vídeo. Eso estimulará la tasa de apertura.
  • Incluye en tu email un CTA bien visible, ya sea para ver o acceder al vídeo, ya sea para realizar la acción que sugiere la campaña.
  • Evita el autoplay por todos los medios: no dejes que tus vídeos se pongan en marcha solos, tiene que ser el usuario quien decida darle al play.
  • No te olvides de incluir la versión en texto plano de tu email, de lo contrario tu campaña podría ser considerada spam por los filtros antispam.
  • Subtitula tus vídeos: cada vez es más importante que el usuario pueda consumir el vídeo sin escucharlo, ya que a menudo se accede al correo o a redes sociales en momentos y lugares en los que se requiere silencio: antes de ir a dormir, en el transporte público o en lugares públicos, en reuniones, etc.

Calidad

Asegúrate de que tus vídeos están bien filmados y transmiten una imagen adecuada de tu marca. No es imprescindible que uses una cámara profesional, pero sí es muy importante que trabajes bien la iluminación, la composición, el guion de tus vídeos y su factura visual. Todo esto lo puedes hacer con pocos recursos, pero es importante que el resultado final no se vea casero. Si no te sale, ponte en manos de un profesional.

Brevedad

Keep it short! ¿Harías un newsletter de 15 párrafos? Entonces tampoco envíes por email vídeos de 3 minutos. Un vídeo de email marketing no puede ser largo. Por el contrario, tiene que realizar un esfuerzo de síntesis. Recuerda la gran pregunta: ¿cuál es el objetivo del email? Una vez tengas la respuesta, centra tu vídeo en ese objetivo comunicacional. Verás que con menos de 30 segundos tienes más que suficiente para transmitir casi cualquier mensaje.

Difusión 

Sube todos tus vídeos a una plataforma de vídeo adecuada para su difusión, como Youtube o Vimeo. Contribuirás a que se viralicen, a que lleguen a más usuarios de manera orgánica, a construir tu imagen de marca y a que mejore tu SEO.

Formatos

Cuando hablamos de vídeo en email marketing, lo primero que nos viene a la cabeza es un vídeo embebido en un newsletter. Pero esa no es la única manera de usar el formato de vídeo en email. Además, de embeber el vídeo en el email, podemos optar por otras fórmulas:

  • Botón CTA que lleva al vídeo en una red social o a una landing donde está embebido el vídeo; en este caso es importante que el layout del email deje claro que el CTA lleva a un vídeo. Además redigirir a una landing con vídeo te quita de complicaciones de formato y puede aumentar tu tasa de conversión hasta un 80 % (Unbounce).

    En este email, la marca de ropa Paloma Wool nos anuncia el lanzamiento de una serie de 3 vídeos con motivo del lanzamiento de su primero par de zapatos. Por el layout no hay duda de que vamos a ver un vídeo si hacemos clic.

vídeo de paloma wool email marketing

Al hacer clic, vamos al Tumblr de la marca (aunque bien podría haber sido una landing page), donde podemos ver los 3 vídeos prometidos:

Paloma Wool 2
Paloma wool

Otra manera más tradicional de incluir un botón de CTA claro es este layout por el que ha apostado la marca de ropa de deporte de aventura Patagonia:

ejemplo de video email marketing

Como ves del ejemplo anterior, es una buena práctica que el vídeo incrustado use una miniatura que refleje claramente que es clicable, con un icono o directamente un texto que diga play. Aquí tenemos otro ejemplo muy natural, casi a modo de revista, de Twyla:

ejemplo de video en campaña de email marketing
  • GIF animado: un formato que se ha puesto muy de moda y que con apps para iOS y Android es superfácil de hacer. En estas capturas de un email de Mr Wonderful podemos vislumbrar el funcionamiento de sus habituales GIFs animados.
gif animado mr wonderful email marketing
  • Slideshows: una manera muy fácil de ganar dinamismo en tus emails es insertar slideshows que muestren varias fotos sucesivas. No es exactamente vídeo pero casi, y lo puedes hacer tú mismo sin saber nada de edición de vídeo. En Minube lo ponen en práctica:
mi nube slideshow en email marketing

Conclusión

El email marketing de hoy es mucho más que un texto atractivo, un buen asunto y fotografías. Te abre un mundo de posibilidades y recursos para conectar con tus audiencias. Darle un nuevo acercamiento a la comunicación de tu empresa podría marcar la diferencia. Atrévete a explorar con Acumbamail y el video email marketing.

Escrito por Yacarlí Carreño Soy periodista, especializada en el estudio de comunidades virtuales y Antropología Social. Tengo más de 10 años de experiencia en la publicidad y el mundo digital. Hago consultorías de marketing, branding y comunicación. Ayudo a marcas y personas a conectar, posicionarse y fluir con los cambios. Seguir en Linkedin