¿IP dedicada o compartida? Todo lo que debes saber sobre qué tipo de IP utilizar en tus campañas de email marketing

Pablo Díaz · 06 Abr, 2022 · Email marketing avanzado · 5 min

IP dedicada vs IP compartida

Finalmente te has decidido a apostar por el canal de correo electrónico para mejorar la comunicación con tus potenciales clientes y trabajar tanto la captación como la fidelización. 

Estás en el momento de buscar información sobre cómo enviar las campañas de email marketing y has llegado a la pregunta, ¿qué es mejor, una IP compartida o dedicada? ¿Cómo afecta esto a la reputación de tus emails y evitar que caigan en la bandeja de spam? 🤯 

¿Pero esto qué es? ¿Hay que saber informática para enviar emails?

Errooooor. Nada más lejo de la realidad. Has llegado al lugar donde resolveré estas dudas para que no retrases más tu estrategia de email marketing.

Antes de empezar, resolvamos la duda de…

¿Qué es una dirección IP?

Para hacerlo sencillo, una dirección IP es un conjunto de números que identifica un punto de conexión en internet. “IP” con las siglas de Internet Protocol. Por tanto es el protocolo que usan los dispositivos o servicios para conectarse a internet.

Ahora bien, ¿qué tipos de IP podemos usar para enviar un email? 

Exactamente, dos: la compartida y la dedicada. 

Veámoslo detenidamente.

¿Qué es una IP compartida?

Hay que tener en cuenta que todos los remitentes que usan un mismo servidor comparten reputación. Por tanto, si uno incurre en malas prácticas, afecta a los demás.

Regístrate gratis Empieza a enviar campañas de email e impulsa tu negocio.

Cuando usas una IP compartida, compartes esa IP con otros clientes de la herramienta de email marketing que utilices. 

Si apuestas por un buen proveedor de email marketing no tienes por qué sufrirlo pero para asegurarte que eso no ocurra se suelen usar las IP dedicadas.

¿Qué es una IP dedicada?

Una IP dedicada es exclusiva para el uso de un único remitente. Lo normal es que dicha IP no ha sido utilizada previamente. Eso quiere decir que no ha sido “contaminada” con malas prácticas y por tanto ningún servidor de correo electrónico ha recibido nada de dicha IP.

Cuando usas una IP dedicada eres el único remitente que envía desde esa IP

Para asegurar la reputación hay que cumplir con las mejores prácticas de email marketing ya que la IP es “virgen” y por tanto se requiere lo que se llama el calentamiento de la IP del que hablaremos más abajo.

Entonces, ¿cuál elegir? ¿Una IP compartida o una dedicada?

Veamos algunas características de cada grupo para que puedas hacerte una idea de cuál es la mejor para tu proyecto.

Ventajas de la IP compartida

La mayor ventaja es el precio ya que es mucho más asequible que tener una dedicada.

El mantenimiento técnico de los servidores es mucho más sencillo ya que viene configurado en los proveedores de email marketing por defecto. No necesita tanta configuración como una IP dedicada.

La compartida cuenta con una trayectoria previa. Como hemos dicho, son varios los remitentes que la están usando por lo que no es necesario pasar por el proceso de calentar la IP o warm up.

Espera un momento, ¿calentar la IP? ¿Pero esto qué es?

Tranqui, que con el precio que tiene la luz no nos referimos a que necesites una estufa. 

Calentamiento de IP

El pre-calentamiento de la IP o warm up es un proceso por el que hay que pasar si vas a utilizar una IP dedicada.

Consiste en aumentar de forma gradual el envío de emails desde dicha IP hasta alcanzar el volumen que necesites. Esto se hace para evitar que lo cataloguen como spam o correo no deseado desde una IP con cero reputación, totalmente desconocida para los ISPs (Gmail, Yahoo, Outlook, etc.)

¿Cuánto se tarda en calentar una IP?

Debemos hacerlo entre 4 y 8 semanas. Además, el reparto de los envíos debe ser gradual y enviárselo primero a los suscriptores con más engagement.

Te dejo una tabla para que te hagas una idea.

Semana% de suscriptores con más engagement
11%
22%
34%
48%
516%
632%
764%
8100%

En Acumbamail ofrecemos la posibilidad de que tengas una IP dedicada. Escríbenos a soporte@acumbamail.com y te contamos todos los detalles.

Ventajas de la IP dedicada

Una vez que hemos visto los aspectos que debes considerar si usas una IP compartida, veamos los de la dedicada.

La principal ventaja es que controlas tu reputación al 100%. Dependerá de las buenas prácticas de tu estrategia de email ya que si abusas de las comunicaciones comerciales sin tener permiso de los destinatarios es posible que terminen penalizándote. Pero supongo que esa no es tu idea si tienes un negocio.

Con una IP dedicada y un previo calentamiento de dicha IP obtendrás mejor entregabilidad en los clientes de correo electrónico ya que evitas caer en black lists o listas negras para regular el spam.

👉 Aprende todo lo que necesitas saber sobre esto en esta guía de entregabilidad que hemos preparado para ti.

Otra de las ventajas de contar con una IP dedicada es que puedes enviar grande cantidades de emails sin depender del flujo de otros remitentes como ocurre en una IP compartida.

También hay que mencionar que se puede usar la técnica de separar las IPs para distintos tipos de emails. Por ejemplo, para emails más transaccionales y más “delicados” en cuanto a reputación puedes optar por una dedicada para asegurarte el éxito de entregabilidad.

Dime cuántos emails envias y te diré qué IP necesitas

Para determinar qué tipo de IP debes elegir, piensa en tu estrategia de email marketing. 

Te invitamos a que te hagas estas dos preguntas:

1. ¿Cuántos emails envías al día?

Si envías “pocos”, y cuando digo pocos me refiero a unos 1.000 o 2.000 emails y utilizas una IP dedicada, los ISPs no pueden detectar tu IP exclusiva y por tanto será más complicado mantener tu reputación de remitente.

2. Frecuencia de envío

¿Cada cuánto tiempo envías los emails? Si lo haces una vez al mes o sin frecuencia determinada, es más aconsejable contar con una IP compartida porque, de nuevo, te será más complicado mantener la reputación del remitente.

Como ves, estos factores son importantes para elegir cada tipo de IP según tu planificación de campañas de emails.

Ip dedicada vs ip compartida

Las direcciones IP en Acumbamail

Para terminar, me gustaría hacer un breve resumen sobre las IPs y el calentamiento de IP que hemos visto a lo largo del artículo.

No te preocupes por la parte técnica. No es necesario tener conocimientos de informática para enviar emails.

Lo que es fundamental es trazar tu estrategia de email marketing y apostar por un proveedor de confianza que augure buena entregabilidad.

En Acumbamail ofrecemos los dos tipos de IP para tu proyecto. Entonces, ¿cuál debes contratar? 

En esta tabla de lo resumo:

IP compartidaIP dedicada
Dirección utilizada por varios remitentesDirección exclusiva para un único remitente
Precio más económicoControlas tu reputación
No necesitas mantenimientoPuedes enviar un gran volumen de emails al día
No necesitas calentar la IPSeparar los tipos de campaña

Si aún dudas de si necesitas una IP dedicada te invitamos a que nos escribas a soporte@acumbamail.com y sin ningún compromiso te asesoramos.

Y si te ha quedado alguna duda, ¡te leemos en los comentarios!

Escrito por Pablo Díaz Soy licenciado en Comunicación Audiovisual y, actualmente, Senior Marketing Specialist en Acumbamail. Antes, vendía papel en Dunder Mifflin. Seguir en Linkedin