Questions? Feedback? powered by Olark live chat software
Acumbamail | ¿Qué hacer y (sobre todo) qué no hacer en email marketing?

¿Qué hacer y (sobre todo) qué no hacer en email marketing?

En este ebook descubrirás qué hacer y (sobre todo) qué no hacer en email marketing.

Más de 3.500 empresas inteligentes ya usan Acumbamail

Acumbamail | Clientes
  • {% trans '¿Que contiene este ebook?

    ¿Qué contiene este ebook?

    Obtendrás información acerca de cómo sacar el mayor partido a tus newsletters, optimizando el html, las listas y el contenido de las mismas y sobre todo recibirás una serie de puntos a evitar, que te permitirán mejorar tu reputación ante los ESPs

  • {% trans '¿A quién va dirigido?

    ¿A quién va dirigido?

    Personas o empresas interesadas en mejorar el rendimiento de sus campañas de email marketing.

  • ¿Cuánto cuesta?

    ¿Cuánto cuesta?

    Este ebook es gratuíto y para descargarlo sólo tienes que introducir un email válido.

Plantillas responsive

¿Qué hacer y (sobre todo) qué no hacer en email marketing?

Déjanos tu correo electrónico para iniciar la descarga automática del ebook.

Preguntas frecuentes

¿Qué contiene este ebook?

  • Capítulo 1. Introducción: ¡cuidado con tus listas!

    El email marketing es un campo complicado, en el que influye mucho la reputación a la hora de conseguir resultados adecuados. A lo largo de esta guía vamos a darte una serie de consejos que te permitirán mejorar la reputación que los proveedores de email tienen de tus campañas y mejorar tu imagen de cara a tus usuarios, permitiéndote así obtener un mayor beneficio de tus campañas de email marketing.

    La guía está dividida en diez puntos, cinco cosas que debes evitar y otras cinco que te ayudarán a que tus campañas mejoren. Comenzamos con las que debes intentar no hacer en tus campañas.

    No envíes a listas sin permiso expreso

    La calidad de las listas de suscriptores es la base para realizar campañas de email marketing de calidad. Hay multitud de formas para conseguir una lista de suscriptores y muchas de ellas debes evitarlas.

    Bajo ningún concepto compres una base de datos de suscriptores, además de que en la mayoría de los países es ilegal enviar a una base de datos comprada, tus resultados serán malos, a nadie le gusta recibir un correo de una empresa que no conoce y de la que no sabe nada, y la posibilidad de que te marquen como spam y además adquieran una imagen negativa de tu marca es muy elevada.

    No envíes a listas antiguas o inactivas

    Las estadísticas indican que, pasados seis meses desde el momento del alta en una lista de correos, el interés decrece de forma importante y se abren cada vez menos correos. En muchos proveedores de emails gratuitos (que suelen constituir la mayor parte de las listas de suscriptores) analizan el engagement de los usuarios hacia los correos electrónicos como un factor importante a la hora de decidir si un correo es clasificado como spam de forma automática o no.

    Es mejor mantener unas tasas de apertura altas, aunque se envíe a un volumen menor de correos electrónicos que mandar muchísimos emails y que una gran mayoría sean ignorados, ya que esto repercutirá de forma negativa en tus campañas de email marketing, afectando a tu reputación y también a la imagen que proyecta tu marca hacia el exterior.

  • Evita el contenido no estándar

    Trata de que el contenido que envíes se adapte siempre a los estándares habituales del email marketing. No incluyas elementos interactivos que funcionen solamente en algunos dispositivos o buzones de correo, ya que en los que no funcionen la experiencia del usuario será muy negativa, provocando rechazo hacia tus correos, haciendo que estos sean marcados como spam.

    Ejemplos de este contenido no estándar son los vídeos, que únicamente funcionan en algunos gestores de correo electrónico y que frustarán al usuario que los reciba y obtenga un error al intentar reproducirlos. Si vas a incluir contenido multimedia, al menos se consciente de que este puede fallar y proporciona al usuario una alternativa para que la experiencia no sea tan desastrosa.

    También es habitual que se intente añadir formularios dentro de los propios correos electrónicos. Es una mala decisión, en la mayoría de los sistemas de correo no funcionan y en muchos de ellos suponen una alerta que perjudicará la valoración de tus emails a los ojos de los filtros de spam, si quieres que el usuario introduzca algún dato, será suficiente con que enlaces a una página en la que los recojas, incluso puedes utilizar formularios prefabricados de google o de otros proveedores si no eres capaz de programar los tuyos propios.

    No machaques a tus suscriptores

    Trata de no enviar demasiados emails para no agobiar a tus usuarios. Esto depende del tipo de negocio que tengas, pero por lo general enviar un email al día a tus usuarios es una mala decisión.

    Es mejor enviar un email semanal y que los suscriptores deseen recibirlo que estar machacándolos a diario para ver si con suerte abren alguno. Trata de llevar una estrategia de comunicación ordenada y que haga que tus usuarios deseen saber más de tus correos, no los machaques continuamente con ofertas y oportunidades de compra, proporciónales alicientes para abrir tus emails en forma de contenido de calidad que puedan consultar.

    Otra técnica útil es enviar más contenido a los usuarios más activos y enviar menos contenido a los que sean más inactivos, por ejemplo enviar un email a la semana a los usuarios que te abren habitualmente y solamente uno al mes a los que no, para intentar repescar algún usuario inactivo.

    Huye de las técnicas agresivas de venta

    Los spammers tienden a utilizar técnicas comunes a la hora de enviar sus emails. Hay una serie de puntos clave que muchos de sus emails tienen en común, por lo que es fácil que sean catalogados como correo no deseado por parte de los filtros de spam.

    Dentro de estos puntos está el evitar ciertas palabras clave como las relacionadas con productos gratuitos, con el sexo, con cuestiones económicas como los préstamos o el aumento de ventas.

    También te ayudará evitar términos que son clásicos en los emails de phising como los relacionados con las herencias, con ganar dinero fácilmente, temas relacionados con cuentas bancarias, o los ya clásicos acerca de viagra y demás medicamentos.

  • Como ya hemos comentado con anterioridad, la base de un email marketing de calidad es la lista de suscriptores a la que se envíe el contenido. El email marketing no es un sistema para dar a conocer tu producto, es una forma de mantener a tus usuarios existentes enganchados a tu producto y conseguir que sigan comprando.

    La mejora forma de crear una lista de correos de calidad es indicando claramente qué es lo que va a recibir el usuario al suscribirse y darle realmente eso. Para verificar los correos que se dan de alta en tu lista de suscriptores, la mejor fórmula que puedes utilizar es el doble opt-in, es decir, una vez que el usuario ha introducido su email en uno de tus formularios para darse de alta, envíale un email para que lo verifique explicándole claramente a qué se está suscribiendo.

    Este procedimiento tan simple te permitirá tener usuarios que van a recibir lo que realmente están esperando, por lo que serán mucho más favorables a la hora de abrir tus emails y hacer clic en ellos.

    Además, otra buena práctica que es obligatoria en muchos países es la de proporcionar a tus receptores un enlace en cada uno de los correos electrónicos para poder desuscribirse de forma sencilla de tu lista. Ocultar el link de baja únicamente hará que los usuarios, frustrados por no poder borrarse de tu lista de suscriptores, indiquen que tu contenido es correo no deseado.

    Asegúrate de que tu HTML es adecuado para el email marketing

    La maquetación HTML para sitios web ha avanzado mucho con la inclusión del HTML 5, CSS3 y el dinamismo que le proporciona Javascript. El HTML que se utiliza para realizar los emails no. Se siguen utilizando tablas, los estilos han de ir situados en el propio HTML en lugar de en hojas de estilo, Javascript no funciona en la mayoría de los buzones de correo y la mayoría de los efectos proporcionados por CSS3 no funcionan en casi ningún ESP.

    Al tener que generar un código que tiene que funcionar en muchísimas plataformas diferentes, de muchísimas entidades diferentes te enfrentarás con un problema importante. Antes de escribir tu propio código HTML para un email, intenta tratar con un experto, ya que un email que se visualice incorrectamente proyectará una imagen muy negativa de tu empresa.

    Lo más recomendable es que utilices las plantillas de tu proveedor de email marketing. Trata de que estas plantillas sean responsive, es decir, que se adapten a dispositivos de diferentes tamaños, para que así la experiencia al consultar tu newsletter en un móvil sea igual de satisfactoria que si se hace la lectura en un ordenador o en una tablet.

  • Segmenta a tus suscriptores

    Es muy probable que la información que tengas sobre tus suscriptores vaya más allá de su dirección de correo electrónico. Puede ser que tengas datos como su edad, su localización, su sexo o algunos relacionados con sus preferencias relativas a tu propia actividad. Esos datos son un arma poderosa para tus campañas de email marketing.

    Esta información te permitirá realizar campañas orientadas a un determinado tipo de sector dentro de tu base de datos, lo cuál hará que las campañas sean mucho más efectivas, a todos nos gusta que nos traten de forma personal, por lo que cuanto más exacta sea tu información, más adecuadas serán tus campañas para cada suscriptor y más posibilidades tendrás de que acaben convirtiéndose en un usuario satisfecho, lo que mejorará tus resultados y ventas.

    A la hora de segmentar tus campañas es muy útil utilizar una plataforma de email marketing, ya que suelen incluir herramientas que simplifican mucho este proceso, que puede ser complejo y tedioso si deseas realizarlo por ti mismo.

    Mide los resultados de tus campañas de email marketing

    Un paso muy importante a la hora de realizar campañas de email marketing es la medición de resultados. Hay mucha información a procesar a la hora de analizar una campaña de email, los emails que han sido abiertos, los enlaces que se han clickeado, a qué han conducido estos clicks.

    También hay variables negativas que se han de analizar, cuántos usuarios se han dado de baja en cada campaña, cuántos han marcado tu campaña como correo no deseado, qué direcciones ya no existen.

    Esta información la podrás consultar fácilmente en la plataforma de email marketing que hayas elegido para tus campañas, también la puedes obtener si realizas tus envíos por ti mismo, pero te llevará un buen trabajo programar el sistema completo.

    Utiliza una plataforma de email marketing

    Las plataformas de email marketing te proporcionarán una serie de herramientas que te permitirán cumplir los puntos de esta guía de forma sencilla y prácticamente sin esfuerzo por tu parte.

    La maquetación de los emails, la recolección de estadísticas y la gestión de los correos inexistentes o los reportes de spam, son tareas que te será muy fácil realizar si utilizas una plataforma de estas características.

    Además, las plataformas de email marketing de calidad llevan un control estricto del contenido que se envía a través de ellas, prohibiendo su uso a los spammers y prohibiendo el uso de listas compradas o de baja calidad, lo que aumenta mucho su reputación en el momento de la entrega de los correos, una tarea que es difícil de conseguir partiendo de cero en una solución creada por ti mismo.

    Por estas razones te recomendamos que utilices una plataforma de email marketing.

  • Clientes
  • Países
  • Campañas enviadas
  • Emails cada mes