Diseño UX para email marketing: guía completa

Pablo Díaz · 04 Ago, 2021 · Email Marketing · 4 min

Diseño UX para email marketing: guía completa

Cuando se plantea una campaña de email marketing, por supuesto que el contenido de dicha campaña es realmente importante. Pero el modo en que ese contenido se estructura para que el receptor interactúe con él es clave para el éxito de la campaña. Es aquí donde entra en juego el diseño UX, cuyos principios y buenas prácticas te ayudarán a que los usuarios naveguen por tus emails de manera cómoda e intuitiva sin encontrar ningún punto de fricción entre la apertura y la realización del objetivo concreto que tenga ese envío.

En este post encontrarás consejos y buenas prácticas para que el diseño y el texto de tu email mejoren la experiencia de usuario.

Diseño UX: ¿qué es?

UX son las siglas que se refieren a User Experience o Experiencia de usuario. Por lo tanto, diseño UX es el proceso creativo que se utiliza para diseñar interfaces con las que los usuarios interactuarán (páginas web, aplicaciones, email), con la intencionalidad final de que dicha experiencia sea agradable y sencilla para dicho usuario.

UX Writing: el texto también influye en la experiencia de usuario

También el texto tiene un impacto en la UX y debe ser tenido en cuenta a la hora de redactarlo, especialmente cuando se trata de texto en menús, CTA’s o enlaces. Hay que diferenciar el UX Writing del copywriting. Mientras el primero trata de facilitar la experiencia del usuario a través de su interacción, el segundo está más enfocado a la venta.

La importancia de la experiencia de usuario en las campañas de email

Las campañas de email marketing siempre responden a un objetivo: se manda el correo esperando obtener un resultado. Sin embargo, si la experiencia del suscriptor que recibe el email no es la adecuada, ya sea por una mala organización de la información, porque algo no funcione correctamente o porque no se visualice adecuadamente en el dispositivo en el que se ha abierto el email, estarás muy lejos de conseguir dicho objetivo y, probablemente, de que tus sucesivas campañas sean abiertas y leídas con atención.

Por lo tanto, al diseñar una campaña de mailing siempre deben tenerse en cuenta una serie de principios básicos que te ayuden a mejorar la experiencia de uso. De acuerdo con un estudio de HubSpot, una buena experiencia de usuario en un email tiene un gran impacto en la decisión final de compra.

Principios básicos del diseño UX

Para lograr una buena UX, es recomendable seguir los siguientes principios a la hora de llevar a cabo un diseño, intentando responder afirmativamente las preguntas:

Valioso

¿Estás aportando valor a tus usuarios y sus negocios?

Usable

¿Son capaces tus suscriptores o clientes de utilizar tu diseño de manera intuitiva?

Localizable

¿Está la información importante en lugares fácilmente accesibles, sin tener que llegar a ella a través de rutas complejas?

Regístrate gratis Empieza a enviar campañas de email e impulsa tu negocio.

Útil

¿Sirve a algún propósito concreto para tus clientes objetivos?

Creíble

¿Encuentran tus usuarios tu contenido y tu marca confiable como para llevar a cabo las acciones que les estés requiriendo?

Deseable

¿Estás aportando algo que realmente los usuarios quieren o necesitan?

Accesible

¿Pueden navegar y utilizar tu diseño usuarios con diferentes rangos y capacidades sin dificultad?

Si tu diseño cumple estos criterios, estarás siguiendo buenas prácticas de diseño en cuanto a la experiencia de usuario.

Buenas prácticas de diseño y escritura UX en el email marketing

Para ofrecer una buena experiencia de uso en tus emails, tendrás que tener en cuenta el texto y el diseño utilizado en todos los elementos que lo componen, para que todos ellos trabajen en el objetivo común de un uso fluido y sin interferencias.

Remitente

Utilizando tu dominio y evitando los no-reply estarás facilitando la apertura, ya que desde el primer momento el receptor sabrá que el email que le has enviado es de su confianza e interés. Por contra, remitentes desconocidos o poco fiables dificultarán que el lector entre en contacto con tu contenido.

Asunto

Como norma general, el asunto debería responder a la pregunta del suscriptor: “¿Por qué debería abrir este email?”. Es decir, el asunto debe captar su interés, despertar su curiosidad, anticiparle lo que va a encontrar en el correo y explicarle por qué el contenido le va a beneficiar de algún modo. No te asustes, es más fácil de lo que parece, sobre todo si lees nuestro post sobre cómo escribir un asunto de email perfecto.

Cuerpo del email

Headlines

Utiliza los headlines para destacar la parte más importante del mensaje, incluso para aquellos que no leen el contenido, y trata de que capten su atención.

Contenido del mensaje

De media, normalmente un usuario pasará unos 11 segundos leyendo tu email, así que trata de mantener el mensaje lo más claro y conciso posible para que no se pierda nada. Cuando alguien va a dedicarte, en principio, sólo unos pocos segundos de atención, lo último que quieres es confundirlo o aburrirlo.

Diseño de la plantilla

Jerarquía de la información

Hay que tratar de colocar la información en base a su importancia, y teniendo en cuenta que normalmente el receptor no va a leerla entera, si no que, lo más normal es que siga un esquema en “S” con la vista, por lo que tener esto en cuenta a la hora de colocar los elementos del correo, probablemente ayude a que sea más comprensible con el primer vistazo.

Color

Más allá de su importancia en el diseño, el color juega un papel importante en la usabilidad, empezando por que no sea molesto y permita que el texto se lea correctamente.

Imágenes

Las imágenes deben ser un complemento a la intención del email, y no una molestia al usuario. Esto incluye que se vean bien, tengan buena resolución y no sean muy pesadas y puedan retrasar la carga del contenido.

Responsive

Hoy en día, con la variedad de multidispositivos que existen al alcance de cada usuario, decir que el diseño debe ser adaptable a cada uno de ellos y debe visualizarse correctamente es casi una obviedad, pero nunca está de más recordarlo. Puedes asegurarte de ello con alguna herramienta de previsualización .

Conclusión

Como ves, incluso en algo a priori tan sencillo como un email (si lo comparas con un sitio web o una app), existen muchos factores que pueden tener un impacto en la experiencia de usuario. La suma de todos ellos hará que leer tus correos sea una experiencia satisfactoria para tus suscriptores y ello los acercará más a la conversión u objetivo primigenio de la campaña.

Es por ello que merece la pena tenerlos todos en cuenta cuando estés planificando tu estrategia.

Escrito por Pablo Díaz Soy licenciado en Comunicación Audiovisual y, actualmente, Senior Marketing Specialist en Acumbamail. Antes, vendía papel en Dunder Mifflin. Seguir en Linkedin