Tipografía 101: guía completa para elegir una

Rocío Cortázar · 29 Abr, 2022 · 8 min

Útil pero poco apreciada, la tipografía es uno de los elementos de diseño más crucial y gratificante. Comúnmente se define como el arte de ordenar letras y caracteres, pero la tipografía es mucho más que eso. Las letras, los números y los símbolos son solo una parte.

La tipografía indicada tiene el poder de fortalecer una marca, hacer que su producto sea más interesante y destacar el mensaje de la marca.

Tipografía, fuente y familia tipográfica

La tipografía consiste en ordenar las letras para que se vean legibles y agradables a la vista. También se ocupa del estudio y clasificación de las distintas fuentes tipográficas. Por tanto, la tipografía hace referencia a la labor de crear fuentes y no a la fuente en sí. Actualmente y cada vez más, se usa “tipografía” como sinónimo de “fuente”. 

La fuente es la forma específica (estilo, peso y tamaño) del tipo de letra, como Calibri, negrita, tamaño 11. En otras palabras, fuente es el estilo o apariencia de un grupo completo de caracteres guiados por características comunes.

La familia tipográfica es el grupo de fuentes que comparten el mismo espíritu, como Garamond, Times o Arial.

Conceptos básicos

Ahora vamos a hacer un repaso rápido sobre conceptos básicos relacionados con la tipografía con los que conviene estar relacionados antes de seguir leyendo este artículo (por supuesto que hay muchos más términos que éstos pero esta es una buena base para una toma de contacto):

Altura de la x

Esta medida es la altura de las letras minúsculas que descansan sobre la línea base sin contar con ascendentes ni descendentes, viene marcada por el tamaño de la letra «x», de ahí su nombre.

Base

La línea base es la línea imaginaria sobre la que las letras y otros caracteres descansan. 

Asta

Rasgo principal de la letra que define su forma esencial. Sin ella, la letra no existiría.

Asta ascendente

Asta de la letra que sobresale por encima de la altura de la X.

Regístrate gratis Empieza a enviar campañas de email e impulsa tu negocio.

Asta descendente

Asta de la letra que queda por debajo de la línea de base.

Perfil, filete o barra

Línea horizontal entre verticales, diagonales o curvas.

Brazo

Trazo horizontal o diagonal que surge de un asta vertical.

Sherif, sherifa

Trazo terminal de un asta, brazo o cola. Es un remate ornamental que no es indispensable para la definición del carácter, habiendo alfabetos que carecen de ellos (sans serif).

Interlineado

Es el espacio vertical entre las líneas de texto y se mide a partir de las líneas de base de cada renglón.

Kerning o interletraje

El interletraje (kerning) es el espacio que hay entre dos caracteres, la distancia horizontal que puede modificarse manualmente para agregar espacio entre dos letras o quitárselo.

Tracking o espacio entre letras

No debemos confundirlo con el kerning, el tracking afecta también al espacio entre letras pero en una sección completa, una palabra entera o un párrafo completo, a diferencia del kerning que lo hace entre dos caracteres consecutivos.

anatomia tipografica

Clasificación tipográfica

Hay 4 grandes grupos de tipografía teniendo en cuenta su forma (también podemos encontrar subgrupos que no abarcaremos en este artículo):

Tipografías Sherif (romanas)

Estas fuentes clásicas y originales se conocen como serif debido a los pequeños remates o terminales en la parte superior e inferior de los caracteres.

Son consideradas serias y tradicionales, con un aire académico e institucional.

Se usa principalmente en las impresiones y, a veces, en el contenido online para títulos cortos al igual que para páginas largas de contenido. Esto es porque gracias a las sherifas se crea una línea imaginaria en la base que facilita la lectura al ojo.

 Las sherifas comenzaron a usarse en el siglo XV y desde entonces han estado gobernando el reino de las fuentes.

Sherif

Tipografías Sans Sherif (palo seco)

Sans serif es la versión moderna de las tipografías sherif. Su nombre, hace referencia a que no tienen el característico remate de las tipografías sherifas (sans significa “sin” en francés). Fueron creadas a finales del siglo XVIII – mediados del siglo XIX. Sus trazos apenas presentan contrastes, lo que significa que tienen prácticamente el mismo grosor a lo largo del caracter. 

Estas fuentes se consideran limpias, modernas, seguras, neutras y minimalistas. Perfectas para textos en grandes tamaños. Las sans sherif son una opción ideal para párrafos en pantalla, así como para logotipos y titulares y textos en tamaños pequeños.

sans sherif

Tipografías Scripts (cursivas)

Estas fuentes cursivas basadas en escritura a mano son conocidas por las sensación accesible y amistosa que emiten. Muchas marcas tienen fuentes cursivas en sus logotipos, como Harrods y Paul Smith, queriendo transmitir autenticidad, al tener un logotipo basado en las firmas de su fundador. Otros ejemplos famosos de logotipos tipográficos basados en scripts son Coca-Cola y Pinterest.

Las tipografías scripts se utilizaron por primera vez en los siglos XVII y XVIII. Sus swashes (rizos superiores y florituras) hacen que las escrituras se destaquen del resto de las fuentes.

tipografía script

Tipografías decorativas o display

Esta es la categoría más grande de tipos de letra y tiende a ser la categoría general, ya que suele contener a todas aquellas tipografías que no se ajustan a la clasificación anterior, y al mismo tiempo puede contener otras que tengan características de sherif, sans o scripts. Es muy normal que este tipo de fuentes se creen expresamente para proyectos concretos, como puede ser el ejemplo de un logotipo.

Son consideradas divertidas, desenfadadas, pero pueden llegar a tasmitir todo tipo de sensaciones. Tienen mucha personalidad y son transgresoras y llamativas, lo que puede contribuir a una legibilidad pobre.

Son la elección correcta para portadas de libros, diseños de logotipos y carteles, ya que aportan un toque creativo y único al diseño general. Pero cuidado porque también pueden llegar a  transmitir falta de cuidado o dejadez en el diseño. Así que, piénsate bien antes de utilizar este tipo de tipografías. Eso sí, definitivamente su uso en párrafos no está recomendado.

Cómo elegir una buena tipografía

El tipo de letra que elijas para tu próximo diseño podría convertirlo en un éxito o en un fracaso total, ¡sin presiones!

Pero con tantas opciones… ¿por dónde empiezo? ¿cuál es la tipografía perfecta que debo elegir? No hay una respuesta correcta o incorrecta a esta pregunta. Sin embargo, hay algunas pautas que te ayudarán a tomar una decisión informada y a asegurarte de que, por lo menos, no será un auténtico desastre.

Conecta con las sensaciones del proyecto

La tipografía puede transmitir diferentes sensaciones y sentimientos, con esto no me refiero a que una tipografía te vaya a hacer llorar o reír hasta que te duela la barriga. Estoy hablando de hacer coincidir lo que la tipo te transmite con lo que el proyecto transmite. ¿Es divertido? ¿Casual? ¿Serio? ¿Fresco? ¿Anticuado? Elige un tipo de letra que capture ese sentimiento, si no vas a crear una sensación de desconexión y desconfianza en el espectador.

Ten cuidado al usar fuentes inusuales

Las tipografías de display o decorativas deben usarse con moderación, como ya he puntualizado anteriormente. A menos que no te preocupe la legibilidad, estos tipos de letra no son una opción adecuada para grandes bloques de texto. Están diseñados para usarse en títulos o líneas cortas de texto y se usan para enfatizar

Con un uso medido pueden aportar mucho a tu diseño pero un uso excesivo puede tirar todo el trabajo por tierra.

Combinar tipos de letra de manera efectiva

Hay un principio que puede facilitar mucho esta elección: el contraste.

Puedes coneguir contraste de dos maneras. O bien ciñéndote a una sola tipografía y jugando con los pesos y estilos de esa misma familia tipográfica (“Arial Narrow” con “Arial Black”, por ejemplo) o eligiendo dos tipografías que sean muy diferentes: una sans sherif con una sherif, una sans con una script… Si haces esto, es importante que prestes atención al contraste entre los tipos de letra que elijas. Asegúrate de que el contraste entre ellas sea lo suficientemente grande como para diferenciarlas bien. Si los tipos de letra son demasiado similares, parecerá más un error por descuido que una elección de diseño consciente.

combinar tipos

Limita la cantidad de fuentes de letra que uses en tu proyecto

Más no es necesariamente mejor cuando se trata de tipos de letra. Por lo general, lo recomendable es usar uno o dos fuentes, y en algunos casos particulares hasta tres. Por otra parte, si tu proyecto requiere una apariencia desordenada y caótica, tal vez usar varios tipos de letra sea la solución perfecta.

no mas de tres tipografias

Elija una familia tipográfica que tenga los caracteres que necesitas

Algunos tipos de letra solo están en mayúsculas, otros no incluyen números, ni múltiples pesos, acentos o símbolos especiales.

Si estás eligiendo tipografía para un artículo de revista, es probable que necesites un tipo de letra que incluya todas estas cosas. Si por el contrario, solo quieres una tipografía para un título, quizás puedas prescindir de alguno de esos caracteres.

caracteres

Recuerda, tiene que ser legible

Algunas fuentes son más fáciles de leer en ciertas situaciones que en otras. Por ejemplo, una valla publicitaria u otra señalización al aire libre establecida en script será difícil de leer, sin mencionar que imposible para quien conduzca. En este caso, un tipo de letra limpio y en negrita mejoraría en gran medida la legibilidad. Si estás diseñando un libro, ¡la legibilidad es imprescindible! Afortunadamente, existen fuentes diseñados específicamente para libros. Los más populares son “Garamond”, “Minion”, “Caslon”, “Janson” y “Bembo”. Otros tipos de letra, como “Times New Roman”, fueron diseñados para periódicos. Eso no significa que no puedas usar estos tipos de letra para otros proyectos, por supuesto.

tipografia poco legible

Quédese con fuentes “web safe” para uso en web

¿Estás trabajando en un proyecto web? Asegúrate de que las fuentes que usas en tu ordenador también estén disponibles para su uso en la web. A menos que estés utilizando fuentes web (archivos de fuentes alojados en un servidor web, implementados mediante la regla CSS @font-face), el navegador de un usuario puede mostrar una fuente diferente a la que deseas.

Si no estás utilizando fuentes web, deberás confiar en las fuentes del sistema (es decir, fuentes que están disponibles de forma predeterminada en un ordenador). Las fuentes comunes del sistema incluyen:

Arial

Courier

Garamond

Georgia

Cuidado con los fondos oscuros

Dado que la mayoría de los tipos de letra se diseñaron para imprimirse con tinta negra sobre un fondo claro, debes tener cuidado al elegir un tipo de letra que irá sobre un fondo oscuro. Los caracteres delgados o aquellos con serifas delgadas se perderán contra un fondo oscuro. Si el diseño se va a imprimir en papel u otro material absorbente, es probable que el área oscura se desangre en el texto, más claro, y disminuya aún más la legibilidad. Elije un tipo de letra que sea más bold y más grande para garantizar la claridad, y cuanto menos decorativa, mejor.

tipografia fondo oscuro

Al traste con las reglas

Así es, ¡sigue tu instinto! ¿Por qué? Hay excepciones a cada pauta que he mencionado. Esta es una de las cosas que hacen que el diseño gráfico sea interesante. La tipografía es algo que se aprende con el tiempo y requiere un sinfín de pruebas y errores. Eventualmente, se convierte en un proceso fácil y natural. Mientras tanto, ¡diviértete!

Escrito por Rocío Cortázar Diseñadora gráfica en Acumbamail y creo que tu logo sigue siendo demasiado pequeño. Seguir en Linkedin