Cómo crear una contraseña segura para tu email

Pablo Díaz · 22 Mar, 2021 · Marketing Online · 2 min

Cómo crear una contraseña segura para tu email

Todos sabemos que la seguridad es fundamental en las empresas, y las comunicaciones digitales siempre suponen un riesgo. Por eso, hoy vamos a ver cómo crear una contraseña segura para el correo electrónico corporativo y algunos consejos sobre cómo mantener la seguridad en las comunicaciones online.

Importancia de tener una contraseña segura para tu email

Desde que comenzó la pandemia el número de ataques informáticos a empresas y profesionales se ha multiplicado. Los hackers son conscientes de que las redes domésticas no son tan seguras como las empresariales, y además son conocedores de que, muchas veces, los empleados no saben qué contraseñas son seguras y recurren a claves que son fáciles de averiguar.

Los datos que maneja cualquier compañía pueden ser muy interesantes para los ciberdelincuentes, ya que pueden vendérselos directamente a la competencia o exigir a la entidad propietaria un rescate por la información confiscada.

Esto hace que resulte totalmente imprescindible ser capaces de idear una contraseña segura que no pueda ser descubierta a la primera de cambio.

Cómo crear una contraseña segura

Lo que no hay que hacer al crear una contraseña

Bajo ningún concepto se puede recurrir a claves sencillas y típicas como “1,2,3…”, la fecha de cumpleaños, o incluso la propia palabra “contraseña”. Todos queremos contraseñas fáciles de recordar, pero a más sencillez también mayor vulnerabilidad.

Combinar letras, números y caracteres recurriendo a reglas mnemotécnicas

Si te preguntas cómo se crea una contraseña segura, lo más fácil es hacer una combinación entre letras mayúsculas, minúsculas, números y algún símbolo como el de exclamación, una barra, un guion, etc.

Lo que ocurre es que una combinación aleatoria puede ser difícil de recordar. Por eso, lo que aconsejamos en este caso es utilizar combinaciones de palabras y números que, aunque en principio parecen no tener sentido, para ti sí lo tienen.

No uses la misma contraseña para varios servicios

La contraseña para el email del trabajo debe ser solo para eso. Para tu correo electrónico particular o para acceder a tu banca online debes tener claves totalmente diferentes. Así, si una de ellas llega a ser descubierta por un ciberdelincuente, los datos de otras cuentas y servicios permanecerán a salvo.

Hay que cambiar las claves periódicamente

No basta con crear una contraseña que sea segura, hay que cambiarla de forma periódica. Dado que los equipos informáticos y las cuentas de correo de carácter empresarial sufren bastantes ataques, no es recomendable usar la misma contraseña durante más de dos o tres meses.

Correo corporativo solo para asuntos del trabajo

Mejorar la seguridad de las comunicaciones por email no solo depende de que tengas una buena clave, también de cómo uses tu cuenta de correo electrónico. Procura no usarla nunca para asuntos personales y no abrir emails, y mucho menos enlaces, de destinatarios que no sean de tu confianza.

Regístrate gratis Empieza a enviar campañas de email e impulsa tu negocio.

Ahora que ya sabes cómo crear una contraseña segura, es buen momento para hacer ajustes en las claves que estás utilizando y de diseñar una que le ponga las cosas difíciles a los hackers que se quieren hacer con tus datos.

Escrito por Pablo Díaz Soy licenciado en Comunicación Audiovisual y, actualmente, Senior Marketing Specialist en Acumbamail. Antes, vendía papel en Dunder Mifflin. Seguir en Linkedin