Questions? Feedback? powered by Olark live chat software

Growth Hacking - ¿Qué es Growth Hacking?

El Growth Hacking es una metodología de trabajo que trata de mejorar el posicionamiento de una empresa en un mercado con la mínima inversión posible.
El término fue acuñado en 2010 por Sean Ellis, fundador y CEO de Qualaroo. En sus propias palabras, un growth hacker es una persona cuyo principal objetivo es el crecimiento.
Cadas estrategia aplicada por un growth hacker debe estar enfocada al crecimiento de la empresa en algún sector concreto.
Las estrategias de growth hacking destacan por su flexibilidad y son aplicables desde pequeñas empresas o start-ups a grandes multinacionales. Se basa en la filosofía Lean Start-up.

Growth Hacking y Marketing Digital

El growth hacking no es un sustituto del marketing online, si no que son dos conceptos ligados intrínsecamente. Ambas actividades comparten la misma filosofía e, incluso, pueden compartir las mismas métricas. La principal diferencia entre ambos es el ámbito de los objetivos.
Mientras que en el marketing online puede analizarse el ratio de engagement social para medir el posicionamiento de marca, en el growth hacking puede ser un KPI establecido de aumento del 50%, por ejemplo.

Características del Growth Hacking

Esta metodología de trabajo tiene las siguientes características:

  • Basado en el análisis: Dado que la prioridad de un growth hacker debe ser el crecimiento, es básico analizar los resultados para conocer si dicho crecimiento se está produciendo y de qué manera.

  • Creatividad: Se trata de una filosofía que fomenta la creatividad para explorar nuevas vías de crecimiento.

  • Innovación: La innovación es otro punto clave, pues lo que funcionaba hace poco puede dejar de funcionar rápidamente.

  • Experimentación: Dado que es una filosofía de trabajo que fomenta las nuevas técnicas de crecimiento, estas deben ser debidamente puestas a prueba para conocer los resultados.

  • Aprendizaje: De la suma de la innovación y la capacidad analítica deberá resultar un aprendizaje aplicable en sucesivas estrategias.

  • Adaptación: Debido al cambiante mundo digital, la metodología debe adaptarse a nuevas tecnologías y descartar otras por obsoletas.

Ventajas del Growth Hacking

El Growth Hacking se ha popularizado en los últimos años debido a que ofrece múltiples ventajas para las empresas:

  • Aumento del posicionamiento de marca: El objetivo del growth hacking es mejorar la situación de una marca o empresa en un sector concreto, aumentando clientes, ventas, usuarios y fidelización.

  • Diferenciación de la competencia: La innovación y la creatividad buscan crear una diferencia con la competencia del sector.

  • Aumento de ventas: Uno de los fines últimos del growth hacking

  • Generación de base de datos: El crecimiento de la base de datos aumentará la base de potenciales clientes y la manera que tengamos de comunicarnos con ellos.

  • Reducción de costes

  • Maximización de beneficios

  • Aumento de engagement o interacción de los usuarios

Técnicas de Growth Hacking

Algunas de las técnicas más populares del Growth Hacking son:

  • Uso de redes sociales

  • Contenido viral: Generación de contenido que los usuarios compartan en sus redes voluntariamente para aumentar así el alcance sin coste.

  • Respuestas rápidas a los usuarios: Las herramienta de soporte pueden ser de mucha ayuda a la hora de hacer crecer una empresa.

  • Foros y comunidades

  • Emails de bienvenida

  • Lead nurturing

  • Crear contenido para web de terceros

  • Creación de sentimiento de urgencia (por ejemplo, ofertas limitadas)

  • Servicios freemiun

  • Gamificación

  • Recompensas por enlazar o compartir

  • Personalización de experiencia

  • Anuncios de retargeting

Funciones de un Growth Hacker

Entre las funciones de un growth hacker podemos encontrar las siguientes:

Cómo implementar el Growth Hacking en tu empresa o negocio

Para incorporar una estrategia exitosa de Growth Hacking, es recomendable seguir los siguientes puntos:

  • Perfeccionar el producto: Es clave llevar a cabo un análisis de las necesidades del mercado y los consumidores para perfeccionar el producto o servicio con el fin de responder a dichas necesidades. Esto se conoce como “product market fit” o “hacer coincidir el producto con el mercado”.

  • Establecer objetivos medibles: Las metas deben ser medibles para poder conocer el rendimiento de la estrategia de manera clara y concisa.

  • Realizar tests: La creatividad y la experimentación son dos elementos clave, por lo que es clave llevar a cabo test periódicamente para saber si la estrategia está ofreciendo los resultados esperados, y descartar lo que no esté funcionando.

  • Analizar los resultados: Las analíticas son esenciales para monitorizar los objetivos.

  • Optimizar: En base a las analíticas y los resultados, se llevarán a cabo estrategias de optimización para mejorar los resultados.

Casos de éxito de Growth Hacking

Algunas empresas que han aplicado la filosofía Growth Hacking de manera exitosa son las siguientes:

  • AirBnb: Obtuvo un gran crecimiento al ofrecer una integración con la plataforma de anuncios CraigList, que permitió que su base de datos creciera exponencialmente.

  • Dropbox: Ofrecía más espacio de almacenamiento a las personas que compartieran esta herramienta de almacenamiento en la nube en sus redes sociales.

  • Uber: Aplicó la gamificación al sistema de citas y explotó mucho el “boca a boca”.

  • Tinder: Las analíticas son esenciales para monitorizar los objetivos.

  • Hotmail: Utilizó el pie de los email enviados para obtener millones de nuevos usuarios.

  • Instagram: La integración con múltiples plataformas, permitiendo compartir imágenes, generó un crecimiento muy rápido en usuarios en esta red social.