" } }] }

Merchandising: definición, tipos y ejemplos de aplicación

Muy probablemente ya tengas una idea de lo que es el merchandising, aunque quizás se te escapen algunos detalles de cómo puedes aplicarlo y qué puedes conseguir con él.

Merchandising: ¿qué es y en qué consiste?

Cuando hablamos sobre merchandising, nos referimos a la práctica de mostrar los productos que queremos vender a los clientes, ya sea de manera física o digital. Usualmente, el objetivo de esta técnica tan popular es captar la atención del cliente para que realice una compra, aunque también se puede utilizar para promocionar la marca y hacer branding.

Para qué sirve el merchandising

Son varios los beneficios que te puede aportar el merchandising:

  • Te puede ayudar a liquidar el stock acumulado.

  • Potenciará los efectos de una campaña publicitaria.

  • Aumentará la afluencia en tu establecimiento.

  • Mejorará la satisfacción y lealtad de tus clientes.

  • Tu marca tendrá un mayor reconocimiento.

  • Conseguirás mayores ganancias.

Dónde se aplica el merchandising y cómo hacerlo

Ahora bien, ¿dónde se aplica el merchandising? Lo cierto es que hay tres contextos habituales donde se puede elaborar:

  • Dentro del punto de venta: Es decir, dentro de una tienda física. Por ejemplo, si te has preguntado alguna vez qué es un lineal en merchandising, te sorprenderá saber que es un concepto con el que estás más familiarizado de lo que crees: es el espacio de exposición de cada estante donde se presentan los productos en hilera.

  • Fuera del punto de venta: En este caso, es muy importante saber qué es el visual merchandising, pues este concepto hace referencia a las estrategias que nos permiten hacer más visibles la fachada y escaparates de nuestra tienda.

  • En un entorno virtual: Quizás esto te pille un poco por sorpresa, pero sí: el merchandising también ha aterrizado en el mundo del ecommerce. Básicamente, hace referencia a algunas estrategias de marketing que tratan de mejorar la experiencia del cliente, subir las ventas o promocionar los productos, en el punto de venta digital.

Estrategias de merchandising

Ahora que ya sabemos dónde aplicar el merchandising, vamos a ver algunas formas y trucos para implementarlo:

  • Revisa la iluminación del interior de tu establecimiento según tu objetivo: crear una atmósfera íntima, recalcar un producto, ofrecer claridad, etc.

  • También es importante que revises la iluminación de tu fachada y montes un escaparate atractivo.

  • Ambienta tu establecimiento con música, en un volumen adecuado, que responda al estilo de tu target.

  • Coloca los productos destacados de tal forma que queden a la altura de los ojos del cliente.

  • Selecciona bien los artículos a mostrar, de tal forma que no satures al cliente con un exceso de opciones.

  • Planifica sesiones de degustación y demostración de productos.

  • Crea espacios cuyo ambiente y estética sea propicio para compartir en redes sociales.

  • Implementa técnicas digitales interactivas que mejoren la experiencia del consumidor.

  • Contrata influencers que hablen de tu producto en sus perfiles.

Ya sabes qué es el merchandising y cómo te puede ayudar en tu negocio para llamar la atención del consumidor y subir ventas, por lo que te animamos a crear una estrategia de marketing, ya sea en tienda física o en línea, con estas estrategias.