" } }] }

Ciclo PDCA para la mejora continua: qué es y cómo adoptarlo

Las empresas necesitan ser competitivas y productivas para poder alcanzar sus objetivos dentro del entorno actual con un alto nivel de digitalización y un mercado globalizado. La mejora continua es la mejor filosofía para que la empresa entre en un proceso dinámico donde no se conforme con su funcionamiento y resultados y busque siempre nuevas formas de ser más ágil y eficiente.

El ciclo PDCA es una metodología de cuatro pasos que se adapta muy bien a esta necesidad de buscar la mejora continua de las empresas y organizaciones actuales.

Qué es el ciclo PDCA

Las siglas PDCA vienen de Plan, Do, Check y Act que significa planificar, hacer, verificar y actuar. El ciclo PDCA consiste en un sistema de cuatro paso que persigue implementar la mejora continua en la gestión y funcionamiento de una empresa.

Esta metodología fue creada en 1939 por el físico Walter Andrew Shewhart y popularizada en los años 50 por el profesor Edwars Deming, por lo que también se le conoce como la rueda de Deming. 

En los sistemas de gestión de calidad y certificaciones ISO el ciclo PDCA se presenta como una de las metodologías más populares y eficientes para conseguir la mejora continua y el incremento de los niveles de calidad en una empresa. 

En qué consiste el ciclo PCDCA y cuál es su finalidad

El PDCA cycle se compone de 4 etapas cíclicas, donde al terminar la última fase, el sistema se reinicia volviendo a comenzar de nuevo por la primera. Cada vez que se repite un ciclo los diferentes procesos de cada etapa son reevaluados para detectar errores y aplicar mejoras.

Al ser un ciclo repetitivo donde siempre es necesario controlar y verificar todos los procesos y tareas, se consigue una dinámica ideal para fomentar la mejora continua dentro de una organización o empresa.

Cómo podemos implantar el ciclo PDCA

Para implementar el ciclo de mejora continua que propone la metodología PDCA es necesario realizar los siguientes pasos:

  • 1. Planificar: Se debe establecer una planificación sobre las distintas tareas y procesos que se realizan en la empresa para buscar mejoras y optimizaciones (nuevas tecnologías, simplificación de procesos, metodologías ágiles, y similares).

  • 2. Hacer: En esta fase se llevan a cabo todas las acciones definidas en la planificación, realizando pruebas antes de implementar los cambios de forma definitiva.

  • 3. Verificar: Consiste en un periodo de pruebas donde se monitoriza el funcionamiento de los cambios implementados para ver si alcanzan sus objetivos. En caso de no alcanzar las expectativas esperadas se pueden aplicar correcciones.

  • 4. Actuar: Es el último paso donde se decide si se implantan las mejoras. Para ello hay que comparar los nuevos resultados obtenidos con los anteriores, para poder decidir así si es rentable o beneficioso introducir la mejora de forma definitiva.

Aplicando la metodología PDCA una empresa puede implantar un sistema de mejora continua que garantice unos altos niveles de calidad, tanto en sus productos, como en sus servicios y procesos.

El ciclo PDCA ha alcanzado un alto nivel de importancia en el mundo empresarial, y prueba de ello es que la norma de calidad ISO 9001 se hace mención expresa al mismo para implantar una mejora continua el sistema de gestión de calidad.