Protocolo SSH - Qué es y para qué sirve

Una de las herramientas más importantes a la hora de trabajar en un servidor que no tenga interfaz gráfica sin duda es el protocolo SSH.

Este elemento es utilizado diariamente por los trabajadores del sistema y también por desarrolladores. Tiene el suficiente potencial como para poder ayudarnos a realizar todo tipo de funciones en nuestro servidor.

Dicho esto, en esta entrada explicaremos qué es el SSH, ejemplos y características, para qué sirve un servidor SSH, y por qué es el servicio más utilizado por trabajadores de WebMasters, SysAdmins o DevOps entre otros.

¿Qué es el protocolo SSH y cuáles son sus características?

Las letras SSH son el significado de Secure Shell, que es un protocolo que se utiliza en el funcionamiento de servidores de forma remota, ofreciendo al usuario todo tipo de clase de tareas en el mismo.

En las conexiones que se realicen mediante SSH, toda la información circula de forma privada, por lo que ya solo por eso lo convierte en uno de los medios más seguros si trabajamos en un servidor.

Para ver sus orígenes, debemos ir unos cuantos años atrás, exactamente al año 1995, cuando SSH-1 (su anterior versión) fue desarrollada por Tatu Ylönen en Helsinki. La idea principal de SSH era ser un reemplazo efectivo de otros protocolos que en ese momento estaban más de moda, pero eran mucho menos seguros, como Telnet.

Las características más destacadas son las siguientes:

  • Los datos que enviemos y recibamos mediante el uso de SSH siempre se realizan mediante algoritmos de encriptación de 128 bits, por lo que es muy difícil descifrarlo.

  • Nos ofrece la posibilidad de verificar que seguimos conectados al mismo servidor que inicialmente.

  • Tenemos la posibilidad de utilizar de forma totalmente segura aplicaciones desde la opción de comandos del servidor, por lo que nos permitirá administrar sin ningún problema.

¿Cómo funciona?

El funcionamiento es sencillo, podemos resumirlo en 6 pasos que os dejamos ahora:

  • Tendrás que iniciar una conexión TCP en el puerto 22 del servicio (este es el puerto que se utiliza por defecto en el protocolo, aunque se podrá modificar).

  • Te aparecerá una pestaña en la que te dará la opción de acordar la versión del protocolo a utilizar, así como el algoritmo de cifrado utilizado para intercambiar la información.

  • El servidor cuenta con dos claves, una pública y una privada, y es la primera la que te enviará.

  • Cuando recibas esta clave, hay que compararla con la que tienes ya guardada para verificar que es correcta. El protocolo SSH te pedirá que la confirmes la primera vez.

  • Ahora, ya con la clave pública disponible, deberás generar una clave de sesión al azar, y crear un mensaje que contenga esa clave y el algoritmo previamente seleccionado para poder encriptar toda la información.

  • Si todo ha ido bien, la autenticación quedará lista, y solo faltará iniciar sesión para poder comunicarse con el servidor.

¿Por qué usar el protocolo SSH?

Ya analizado uno de los protocolos más populares de Internet, está claro que, si buscas cifrar la información y tener un protocolo de comunicación seguro, SSH es la mejor opción para ello.

A todo el mundo le gusta hacer todo de la forma más segura, y estamos seguros de que usando el protocolo SSH no desentonará en cuanto a seguridad se refiere.

Palabras relacionadas: FTP  ·  Framework  ·  IMAP  ·  Puerto SSL  ·  Servidor