FTP - Qué es y para qué podemos usarlo

En el sector de la informática las siglas FTP se utilizan para hacer referencia a un protocolo de red relacionado con la transferencia de archivos. Aunque hoy en día lo utilizamos fundamentalmente en la creación de páginas web y está integrado en periféricos como las impresoras, lo cierto es que existe desde 1971.

Qué es el FTP

Es el acrónimo de File Transfer Protocol, es decir, que se trata de un protocolo de transferencia de archivos que funciona a través del sistema cliente-servidor. Si lo aplicamos a la creación de un una página web el servidor es el del hosting que has contratado para alojar la web y el cliente es el ordenador a través del que te conectas a dicho servidor.

Su función principal es la de transferir archivos de forma mucho más sencilla y rápida. Cuando un cliente FTP se conecta a un servidor FTP puede subir o descargar archivos del mismo. Se crea una conexión bidireccional y simultánea que permite la conexión entre equipos sin necesidad de que tengan el mismo sistema operativo ni compartan la misma arquitectura.

Para qué se puede usar el FTP

La utilidad más habitual del protocolo FTP está relacionada con la creación y la gestión de páginas web a través de WordPress. De hecho, el FTP es la única forma que tienes de subir al servidor todos los archivos que quieres que compongan la página.

Su utilidad principal es la de transferir archivos de un dispositivo a otro. No solo nos permite subir y descargar contenido al servidor de una web, también permite que un móvil Android se pueda conectar con un ordenador con sistema operativo Windows y transferir información.

Cómo funciona el FTP

La transferencia de archivos FTP requiere siempre de dos elementos, el cliente y el servidor. En este caso el servicio se proporciona a través de dos puertos, uno para la transferencia de datos y otro para control.

El cliente solicita al puerto la conexión al servidor. Una vez que el servidor acepta la petición se establece la conexión y entonces puede darse el intercambio de información. Esto implica que para poder conectarse a un servidor FTP hay que tener usuario de acceso y contraseña, lo que dota de mayor seguridad a las transferencias de datos.

Ventajas y desventajas del FTP

La simplicidad del FTP es una de sus grandes ventajas, permite una transmisión rápida de los archivos y su uso en la creación de páginas web hace que este proceso sea mucho más fácil y lo pueda realizar cualquier persona.

Sin embargo, esa simplicidad implica también una desventaja, puesto que el servidor puede ser configurado para que se pueda acceder sin claves de autenticación. Y a ello hay que sumarle que los datos se almacenan sin ningún tipo de cifrado.

El resultado es que los datos pueden ser interceptados por hackers mientras se están transfiriendo de un lugar a otro.

Para solucionar estos problemas de seguridad han aparecido en los últimos años tres opciones de cifrado, FTPS, HTTPS y SFTP, que aportan una mayor protección de los datos y disminuyen el riesgo.

El FTP tiene cosas mejorables, pero sigue siendo uno de los protocolos de transferencia de archivos más importantes a nivel mundial. De hecho, seguro que tu web también lo usa.

Palabras relacionadas: ISP  ·  SSH  ·  Framework  ·  IMAP  ·  Puerto SSL  ·  Servidor  ·  ASP (Active Server Pages)