Crawling - Cómo se realiza y qué finalidad tiene

El crawling es el proceso mediante el cual los robots de los motores de búsqueda rastrean la información de tus páginas web, analizando todo su contenido, además de detectando y siguiendo todos los enlaces que pueda contener.

Todo este proceso tiene el objetivo de recopilar la información necesaria para mostrar tu página y su información fundamental en resultados de búsquedas que contengan términos relacionados con la información o el contenido de tus páginas web. Por este motivo, el comportamiento del crawler de los motores de búsqueda es un factor muy influyente en las estrategias de posicionamiento SEO.

Tipos de crawlers

Existen diversos bots encargados del rastreo e indexación de páginas web, cada uno con diferentes algoritmos para desarrollar la misma función, pero los más populares hoy en día son los siguientes:

  • Google bot: el Googlebot es el crawler genérico de Google y se encarga de rastrear las páginas y el contenido desde el punto de vista de un ordenador, también conocido como perspectiva desktop.

  • Google bot Smartphone: es la versión de Googlebot encargada de rastrear las páginas desde la perspectiva de los dispositivos móviles, como por ejemplo las tablets o los smartphones.

Cómo realiza Google este proceso

Este proceso empieza cuando Google tiene constancia de que existe una nueva web, lo que suele ocurrir de forma automática, pero se puede agilizar este proceso enviando manualmente al robot rastreador desde el panel de control de tu sitio web en Google Search Console, indicando la URL de la página a rastrear.

Tras haber sido detectada la nueva página, el crawler empezará su proceso de análisis navegando y detectando todo su contenido y visitando todos sus enlaces, estableciendo así el título y la pequeña descripción que será mostrada en los resultados de las búsquedas.

En el caso de que el robot de Google no pueda rastrear correctamente la página, que esta no funcione adecuadamente o que incumpla alguna de las políticas de Google (ya sea por su contenido o por el mal funcionamiento), no será indexada, por lo que no aparecerá en sus resultados de búsqueda y afectará negativamente a la estrategia SEO del conjunto de tu sitio web.

Algunos errores que debes evitar antes de realizar el crawling de tu web para que Google complete esta tarea correctamente son:

  • Reducir al máximo el tiempo de carga de las páginas, ya que este es un factor que afecta mucho al crawling.

  • Evitar URL complicadas y con dificultad para ser alcanzadas.

  • Eliminar todos los errores con código 400 o 500, ya que estas afectan de manera negativa a todo el proceso e influyen mucho en el SEO.

Como has visto, el crawling es una de las partes fundamentales dentro de la estrategia SEO de tus páginas web, por lo que hay que tenerlo muy en cuenta, evitando errores en él para que todas tus páginas sean indexadas correctamente. De esta manera conseguirás que tu sitio web crezca de manera rápida y alcance el éxito.

Palabras relacionadas: SEO (Search Engine Optimization)  ·  Search Console  ·  Link  ·  Metatag  ·  Long tail  ·  Link Juice  ·  Trust Flow