API - ¿Qué es una API?

API es un acrónimo inglés de interfaz de programación de aplicaciones. En una definición más larga, es un conjunto de definiciones y protocolos que permite que las aplicaciones de software se comuniquen entre sí a través de Internet. Interfaz en general es un término en programación que define la función expuesta públicamente que puede ser llamada por otro software.

Qué nos permite hacer la API

Las API de hoy son una capa intermedia para recuperar datos de diferentes fuentes. Se han monetizado con éxito, por lo que un gran número de compañías de datos ofrece el intercambio de datos que la API pueda recuperar. Por ejemplo, si necesitas información sobre lugares o cualquier información geográfica, puedes usar la API de Maps, o si necesitas procesar el pago, en lugar de hacerlo tú mismo, puede integrarse con cualquier proveedor de procesamiento de pagos y simplemente pasar los datos de tu aplicación a una API de pago.

Tipos de API

Podemos distinguir entre cuatro tipos de API

  • API abierta: API pública que es de uso gratuito para todos, sin restricciones.

  • API de socio: API no disponibles públicamente. Se pueden usar si tienes derecho y licencia para usarlas.

  • API interna: esta API no es pública y está diseñada especialmente para uso interno de una empresa.

  • API compuesta: combinación de diferentes API de datos y servicios.de la página en el atributo ALT, pero deben servir para explicar el contexto o el contenido de la imagen y evitar la sobreoptimización o keyword stuffing

Cómo funciona una API

Ahora que sabemos más sobre la naturaleza de las API y qué podemos hacer con ellas, veamos cómo funciona y cómo se pueden llamar desde una aplicación. En primer lugar, podemos separar las API en unos pocos grupos en función de cómo se usen:

  • API web: se utiliza como una llamada con el envío de una estructura de archivo específica (json o xml) a un único punto final que luego, según la entrada, calcula y devuelve los datos y el resultado.

  • API de servicio web: representa los datos almacenados con diferentes asignaciones de URL y lógica ya escrita, por lo que si deseas obtener, por ejemplo, la lista de productos de alguna fuente de datos, solo tendrás que llamarla y recuperar los datos.

  • Webhook: es una URL generada desde tu lado y conectada al servicio donde esperas los datos. Luego, esa URL de Webhook se pega en los servicios del proveedor de datos y en lugar de llamar a la URL para recuperar datos, cada vez que se produce el cambio en el lado del proveedor de datos, se activa la URL y se te envían los datos. Esto también se conoce como URL de devolución.

Dependiendo de tus necesidades puedes usar cualquiera de estos tipos de API. Los webhooks se usan mucho en el seguimiento de las tasas de conversión, porque pueden activarse cada vez que un cliente realiza una conversión. Por su parte, las API de servicios web se pueden utilizar para completar datos en tu página si estás ejecutando sitios de comercio electrónico e incluyen todo tipo de servicios de terceros que te permiten ejecutar sistemas complejos sin la necesidad de un técnico.

Palabras relacionadas: Marketing Automation  ·  Data Science