" } }] }

¿Qué es un comercio pure player?

El auge del comercio electrónico ha transformado los modelos de distribución, hasta el punto de relegar a las tiendas físicas a un papel secundario (aunque no carente de importancia). Es el caso de los modelos de negocio pure player.

Qué es un pure player

Se define como pure player a todo aquel negocio o marca cuyo medio de distribución es exclusivamente el e-commerce (comercio electrónico); son empresas que prescinden de las tiendas físicas para distribuir los productos que comercializan, y solo utilizan plataformas digitales de venta online.

Adicionalmente, se valen de herramientas de marketing digital para promocionar sus productos y contenidos, lo que requiere de un enorme cuidado de todos los aspectos de sus sitios web y de sus perfiles en redes sociales, ya que son la vía principal por la que acceden a ellos sus clientes.

Se les denomina pure (puros) porque se hace alusión a ese modelo de distribución exclusivamente a través del comercio electrónico, aunque eso no quiere decir que no cuenten con sedes u oficinas donde se gestione el negocio.

Características del pure player

Canal de venta 100 % digital

Los negocios pure player se valen exclusivamente de sistemas de comercio electrónico para que el público acceda a su catálogo y adquiera sus productos. El cliente solo necesita un dispositivo y una conexión a Internet.

Aun así, existen ciertas figuras que apoyan sus negocios con tiendas físicas en lugares muy concretos, como son Amazon o AliExpress, y no por ello dejan de ser pure player. El núcleo del negocio sigue siendo la venta online, y la presencia de tiendas solo responde a razones estratégicas para el incremento de su popularidad.

Precios y promociones muy agresivos

Los bajos costes estructurales de un pure player se deben a la ausencia de tiendas físicas. Por ello, es posible implementar un sistema de precios más reducidos, y de ofertas más agresivas.

A cambio de vender grandes volúmenes de productos, se pueden permitir trabajar con márgenes de beneficio más estrechos que los negocios con puntos físicos de venta.

Diferencias entre pure player y un negocio con tienda física

Baja inversión inicial

La inversión inicial requerida para un negocio online es mucho más reducida que la que se necesita para poner en marcha uno con locales físicos. El mero hecho de prescindir de puntos de venta y distribución supone un gran ahorro a la hora de arrancar el negocio desde el principio.

Presencia exclusiva en internet

Los negocios pure player son solo online. Los negocios convencionales, aunque implementen una plataforma de comercio electrónico, no dejan de utilizar sus espacios físicos para comercializar sus productos a los consumidores. En este modelo, la plataforma de e-commerce sería solo un valor añadido al modelo de tiendas físicas.

Los negocios pure player requieren de una inversión inicial muy reducida, se articulan en torno a plataformas de comercio electrónico, y prescinden de una infraestructura de tiendas físicas; por lo tanto, pueden trasladar el consiguiente ahorro estructural a los precios de sus productos, que siempre podrán ser más bajos que los equivalentes en un modelo de distribución tradicional.