" } }] }

Qué es el thin content en SEO y por qué debes evitarlo

No todos los contenidos que se pueden encontrar por Internet tienen la misma calidad, y Google suele penalizar los sitios web (thin site) que los contienen. Por lo tanto, el concepto thin content se refiere a este tipo de contenidos. Vamos a analizar qué es y cómo afecta al posicionamiento SEO, cómo se clasifica y cómo evitarlo.

Qué es el thin content

El thin content es un término acuñado por Google para referirse a contenidos pobres o de poca calidad y con escaso valor para el usuario, bien porque sean demasiado cortos, bien porque estén copiados de otro sitio web, o bien porque se hayan generado de forma automática.

Cuando se dice que el contenido de una página web o un blog es thin, Google se está refiriendo a él como un contenido de baja calidad, es decir, que no aporta prácticamente nada al usuario, en tanto en cuanto no responde a sus intenciones de búsqueda.

Thin content y el SEO

Los mayores esfuerzos que realizan los buscadores como Google es ofrecer a los usuarios contenidos de calidad que se ajusten al propósito de su navegación. El buscador posiciona mejor los sitios web cuyos contenidos cumplen unos estándares de calidad.

Por otra parte, está el afán de los sitios web por, prácticamente, generar tráfico a toda costa. Es muy frecuente encontrar contenidos de escaso valor, cuyo único propósito es atraer visitas a una página (clickbait), y que suelen funcionar en campañas de posicionamiento orgánico.

Sin embargo, con el SEO esto no funciona así: si Google detecta que un sitio web frecuenta la práctica del thin content, penalizará su posicionamiento SEO, por lo que podría decirse que esta estrategia es pan para hoy y hambre para mañana.

Tipos de thin content

  • Contenidos cortos. Normalmente, Google penaliza la notoriedad de los sitios cuyas páginas tengan contenidos de extensión inferior a 300 palabras. Es muy común encontrarlos en páginas de productos o categorías de tiendas online.

  • Contenidos copiados. El algoritmo Panda de Google rastrea la web en busca de contenidos duplicados, es decir, que hayan sido copiados (robados) de otras páginas.

  • Contenidos automáticos. Google también puede detectar con su algoritmo cuándo un contenido ha sido creado mediante generación automática. Se ve fácilmente cuando se mezclan frases sin sentido, se traducen sin lógica o se modifican los textos usando sinónimos sin adaptar al contenido.

Claves para evitar el thin content

Redacciones de calidad desde el principio

Lo más conveniente para evitar estos contenidos es invertir en un servicio de copywriting de calidad, capaz de crear textos originales desde el primer momento, redactados con sentido y sin abusar de incluir keywords principales.

Creación de contenido único

No solo Google penaliza el thin content, los usuarios que se encuentren estos contenidos durante su navegación expondrán al sitio web a una elevada tasa de rebote. La solución pasa por crear contenidos desde cero, sin plagiar ni generar automáticamente ningún texto.

Si el contenido duplicado está en tu propia web, siempre puedes hacer un rel canonical para indicar a Google qué contenido es el importante y quieres que se indexe.

La proliferación de thin content en Internet solo contribuye a entorpecer las búsquedas de los usuarios y, en ocasiones, a usurpar los contenidos originales que otros han creado para atraer tráfico indiscriminadamente. Es importante que sepas que Google penaliza a las páginas donde residan este tipo de contenidos.

Palabras relacionadas: Trust Flow