" } }] }

Tags: qué son y cómo usarlas en RSS

Mejorar el posicionamiento orgánico y la experiencia de usuario son, en realidad, dos objetivos que muchas veces van de la mano, porque cuanto mejor sea nuestra web más gustará a los usuarios, lo que a su vez también le gustará a Google y nos llevará a escalar posiciones en la página de resultados o SERP (Search Engine Result Page). Para conseguir nuestro objetivo de posicionar bien son muchas las cosas que debemos tener en cuenta, y entre las que nos podemos pasarnos por alto están los tags en RSS.

Qué son los tags

Quizá puedas entender mejor qué es un tag si traduces el término al castellano. Aquí lo llamaríamos etiqueta, y es que esa es precisamente su función, etiquetar el contenido.

Un tag puede estar formado por una o varias palabras clave que se asocian a una entrada en un blog y sirven para clasificarlas.

Tomamos como ejemplo este artículo que estás leyendo ahora mismo. Podríamos clasificarlo con etiquetas como “glosario” (ya que te ayuda a entender un término), “marketing online” (las tags son necesarias para aumentar el número de visitas en una web) o “posicionamiento orgánico” (porque también ayudan al SEO).

Todas las entradas que están marcadas con una misma tag se agrupan, con independencia de la categoría a la que pertenezcan. Esto permite al usuario buscar de forma más precisa la información que necesita.

Cómo hacer tags

La mayoría de los gestores de contenido han simplificado esta función, tienen un apartado de tags o etiquetas en las que sencillamente tienes que indicar las que corresponden al texto que has creado.

Conviene usar etiquetas, pero no abusar de ellas. Si la clasificación se hace muy amplia se desvirtúa y provoca el efecto contrario al que se quería conseguir, que el visitante no sepa bien dónde encontrar lo que estaba buscando.

Piensa en las categorías que has creado para tu contenido y dentro de ellas usa entre dos y cuatro etiquetas. Por ejemplo, si has creado una web sobre planchas para el pelo y una de las categorías es planchas sin cables, dentro de la misma podrías organizar el contenido usando etiquetas que hagan referencia a las marcas más importantes. Así, si un usuario quiere informarse sobre un determinado modelo, lo tiene mucho más fácil para encontrar la información.

RSS y tags

El RSS (Really Simple Syndication) es un sistema que ayuda a distribuir el contenido y permite a los visitantes de una web estar al tanto de su contenido nuevo.

Al añadir las tags al RSS lo que conseguimos es que los usuarios puedan recibir solo la información que les interesa. Esto es especialmente interesante si es una web con mucho contenido y muy variado.

Piensa por ejemplo en un periódico, que publica una gran cantidad de noticias sobre diferentes temas. Puede que un internauta no quiera estar al tanto de todas las novedades, sino sencillamente de aquellas que tengan que ver con la economía. Combinando las tags y el RSS conseguimos que el usuario solo reciba las noticias económicas directamente en su bandeja de entrada a través de una newsletter, lo que mejora su experiencia y lo fideliza. Esto es lo que se conocería como una campaña RSS en email marketing. 

Las tags son pequeñas, pero tienen un gran poder a la hora de conseguir que un usuario se sienta a gusto en una web y la convierta en un lugar de referencia para él. De ahí la importancia de trabajarlas adecuadamente.