" } }] }

Responsabilidad social coporativa: qué es y cómo influye al marketing

En un entorno globalizado en el que hay importantes desigualdades tanto entre los Estados como entre las personas, ha cobrado fuerza este concepto que vamos a analizar. Para los emprendedores y los consumidores es importante estar al tanto de qué es la responsabilidad social corporativa y qué implicaciones tiene en la forma de gestionar un negocio.

Qué es la responsabilidad social corporativa de una empresa

Tratándose de responsabilidad social corporativa, la definición nos lleva al compromiso que han adoptado en las últimas décadas cada vez más empresas, para llevar a cabo sus operaciones de modo que estas puedan contribuir a la mejora del medio ambiente, la sociedad y la economía.

El concepto de responsabilidad social corporativa surgió en los años 90 del siglo pasado, cuando se comprobó que la creciente globalización no implicaba igualdad ante la posibilidad de desarrollo económico. Y fue algo muy novedoso, porque fue la primera vez que en el mundo de los negocios cobró importancia un aspecto de carácter ético.

Cómo influye la RSC en la estrategia de marketing

Entender qué es la RSC de una empresa nos puede ayudar a comprender cómo influye esta de manera directa en la imagen que transmite un negocio.

Aunque aspectos como la calidad de un producto o servicio y la buena atención al cliente siguen siendo básicos para los consumidores, estos tienen cada vez más empresas entre las que elegir. Por eso, las estrategias de marketing ya no buscan hacer una publicidad tan directa, porque esta ya no es efectiva.

Las nuevas técnicas de marketing quieren conseguir una conexión entre la marca y el público. Que el cliente elija un producto no solo porque le gusta, sino porque se siente identificado con los valores que defiende esa empresa.

El objetivo ya no se limita a conseguir ventas, sino que lo que se busca ahora es la fidelidad de la clientela.

La responsabilidad social corporativa es una estupenda forma de generar imagen de marca. A través de redes sociales, newsletter y otros canales de comunicación se pueden dar a conocer las acciones internas que realiza una empresa y que son bien valoradas por sus clientes, aunque no les afecten directamente.

Está demostrado que el consumidor actual es más fiel a empresas comprometidas con causas como la protección del medio ambiente, la conciliación, la igualdad, etc. Si se usa el marketing para dar a conocer la RSC, se están transmitiendo valores con los que el consumidor se siente identificado, generando engagement.

Beneficios de la responsabilidad social corporativa

No es casualidad que cada vez más empresas se interesen por saber qué es la RSC y cómo aplicarla, es porque se han dado cuenta de que de ella se pueden derivar importantes ventajas:

  • Mejora de la imagen de marca o reputación del negocio.

  • Mejora de la competitividad de la empresa.

  • Mayor fidelidad de los clientes.

  • Mayor fidelidad de los empleados.

  • Incremento de los beneficios.

  • Consigue que la empresa aporte algo importante a la sociedad.

Al analizar en detalle qué es la responsabilidad social corporativa podemos comprobar que es algo que genera beneficios tanto dentro como fuera del negocio. Esto hace que cada vez más empresas se esfuercen por tener una buena RSC y por dar a conocer sus proyectos.