Lista Robinson: Cómo funciona y cómo afecta al marketing

La lista de Robinson consiste en un censo segmentado de todos los ciudadanos que, con el fin de proteger su privacidad, han expresado su deseo de no recibir comunicaciones con fines publicitarios o comerciales. Vamos a ver qué es la lista Robinson, cómo funciona y cómo puede condicionar tus campañas de email marketing.

Qué es la lista de Robinson

La lista de Robinson es un servicio gratuito de protección publicitaria, al que los usuarios pueden acogerse si no desean recibir comunicaciones de índole promocional sin consentimiento expreso.

La Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, obliga a las empresas a consultar la lista de Robinson antes de proceder a contactar con un consumidor con fines promocionales / publicitarios. Por lo tanto, la lista de Robinson tiene como fin la protección de los datos de los consumidores.

Si un consumidor es contactado por una empresa que trate de venderle algún producto o servicio por cualquier vía, y tal comunicación no haya sido previamente autorizada, el usuario podrá solicitar no recibir más comunicaciones por parte de la empresa.

Inscripción y funcionamiento

El procedimiento es simple: el ciudadano que desee dejar de recibir comunicaciones comerciales tendrá que registrarse en la web de la lista Robinson de España. El registro es gratuito para las personas físicas, y solo tiene coste para las sociedades mercantiles de cierta envergadura.

En el área privada, el sitio web permite al usuario filtrar los intentos de comunicación publicitaria, de modo que pueda configurar, a la carta, qué tipos de comunicaciones prefiere evitar (pudiendo elegir entre SMS, email o teléfono), e incluso de qué empresas no desea recibir ningún comunicado.

El proceso de baja, sin embargo, no es inmediato, sino que tarda entre 30 y 60 días en hacerse efectivo. Esto es así porque no se pueden aplicar cambios en las campañas publicitarias en curso, por lo que la baja entrará en vigor en el siguiente periodo de campaña.

Cómo afecta la lista de Robinson al email marketing

Cuando vayas a iniciar una campaña de email marketing, te recomendamos que te cerciores primero de que tus destinatarios no hayan solicitado la exclusión de comunicaciones comerciales. Para ello, deberás cruzar la lista Robinson con tu base de datos de clientes.

Es mejor realizar estos cruces de forma periódica, y agregar en cada ficha de cliente la última fecha en la que revisaste la lista Robinson. Ten en cuenta que el usuario que se inscriba en esta lista no tiene por qué hacerlo para siempre, ya que podrá entrar y volver a autorizar los comunicados cambiando algún filtro.

Por si se te escapara algún registro y acabases enviando un email a quien "no debías", no olvides incluir una opción de cancelar la suscripción, o un enlace a un centro de preferencias de email en tu propio sitio web.

Respetar el contenido de la lista de Robinson es fundamental para la imagen de tu marca. A todas las empresas nos conviene evitar que los usuarios acaben solicitando una exclusión formal de nuestros comunicados, por lo que tendrás que asegurarte de que cuentes con su autorización expresa a la hora de emprender tus campañas de email marketing.

Palabras relacionadas: Phishing  ·  Doble Opt In  ·  Publicidad Online  ·  Política de privacidad  ·  Spim  ·  Spam traps